Pacto en un Cruce de Caminos

by Estrobodelico

Image credits ↓
www.apolloniasaintclair.tumblr.com
Intellectual, imaginative and elegant... ‘Ink is my blood’ is the motto of this passionate artist. Based in Europe, mysterious Apollonia Saintclair is probably one of the most relevant contemporary erotic illustrators.

Siempre he fantaseando acerca de hacer un pacto en un cruce de caminos, al estilo de Robert Johnson. Un día a eso de la media noche voy en auto por las afueras de la y ciudad encuentro un "crossroad", la noche es muy oscura y no ahí nadie a kilómetros asi que pienso "por que no?". Me paro en el cruce de caminos y después de una corta espera, aparece la mujer mas hermosa que haya visto. Dice "se que deseabas verme y se lo que quieres; quieres un talento único, como muchos antes de ti." "Y me puedes ayudar?" respondo ansioso. "Para eso estoy aquí." Dice ella mientras acaricia mi abdomen, entonces entro en un estado de éxtasis paranormal, la noche se oscurece más y mientras tanto mi ropa se desvanece, ella también está desnuda y me da un beso muy cálido y apasionado, mientras me observa lujuriosamente con sus ojos rojos como el carbón ardiente, en ese instante me arrodillo y empiezo a besar su abdomen hasta llegar a su coñito perfecto. Empiezo con pequeños besos, lamidas rápidas y lentas aleatoriamente mientras su cadera se mueve al ritmo de mi lengua retorciendose del placer. Ella, no resiste mas y cae frente a mi, ambos de rodillas nos damos un beso mas delicioso, se voltea y pone mis manos sobre sus espléndidas tetas, mientras la penetro brutalmente. Un grito de dolor masoquista sale de su boca al tiempo que me pide mas a medida que nuestro sudor se ve iluminado por una espectral luz roja y a lo lejos en el auto se escucha Clavícula Nox de Therion, mi penetración es profunda y constante y en ocaciones tiro con fuerza de su cabello, y acaricio beso amablemente su cuello, y su conchita palpitante parece estrecharse al rededor de mi masivo pene, el sonido de nuestros cuerpos es muy morboso y el placer nos desgarra desde dentro. Sus caderas sucumben cuando mi semen ardiente la inunda como la erupción de un volcán. Caigo rendido en el asfalto mientras ella se levanta y me dice "parece que ya tenias el talento que querías y yo tengo lo que deseaba de ti." tocando su pancita como lo haria una mujer en embarazo.

Read in English

 
Your Comments ↓

Leave a Reply