Motherfucker

by Mijikai Ero Kakikomi

Image credits ↓
In Xconfessions we are thrilled to feature images from new pioneers of sexual imagery. We are not the owners of all images on this site, and owners are credited where they could be found. If you are an artist who would like to credit their work, or is interested in featuring your work on the XCONFESSIONS site, please email photo@xconfessions.com. If you are the owner or model of this photo, and would like it removed from the site, please also email the above address.

Director: Erika Lust
Production year: 2014
Film duration: 10:30
 
Comments by Erika Lust
Como madre de dos niñas, me sentí inmediatamente identificada con tu confesión. Algunos días los padres apenas tenemos suficiente tiempo para comer y dormir... ¡por no hablar del sexo! También es verdad que, cuando los niños están en casa, el sexo es casi como en una misión secreta (aunque, cuando no están, ¡se convierte en un gran espectáculo!). He decidido llamar tu confesión “MOTHERFUCKER” por un collar que mi pareja Pablo me regaló el día de la madre y que encuentro que simboliza muy bien el concepto de que, aunque somos madres, seguimos manteniendo relaciones sexuales :)

El, informático llegando a sus 40, con el six pack del hombre Michelin.

Ella, ama de casa, que se mira en el espejo, viendo las señales del amor en su cuerpo de haber parido dos hijas.

Una pareja, como cualquier otra, con afanes, tratando de balancear el dia a dia y la chequera, corriendo de un lado a otro, atendiendo dolores de estómago a las 2:00 am y raspaduras en el parque, recogiendo ponys rosados y morados de la sala.

Sin embargo, ellos dos, saben que tienen un secreto. Una busqueda continua.

El se entretiene viendole las bragas a través del vestido.

Ella lo sorprende pasándole la mano por su miembro mientras él lava los platos.

Cuando el ciclo rápido de la lavadora recuerda aquel quicky, cuando el la folló desde atrás; sorprendiendola meintras ella doblaba la ropa.

O cuando las chiquis están entretenidas con una película en la TV, y ellos pueden bañarse juntos y tocarse mutuamente y tal vez …

Cuando un pepino siendo cortado para la ensalada, se convierte en una invitación a fellatio.

Cuando un domingo por la mañana, ambos despiertan a la misma hora del lunes para ir a trabajar, y se convierte en una oportunidad para un glorioso mañanero, ella mira su erección, el mira sus caderas desnudas, él la besa en la nuca, ella acaricia su falo, la pasión estalla, pero debe ser en silencio tortuoso, cualquier gemido puede despertar a las chiquis en el cuarto de al lado.

Dominar el arte del quicky silencioso.

 
Your Comments ↓

9 responses to “Motherfucker”

  1. Como madre de dos niñas, me sentí inmediatamente identificada con tu confesión. Algunos días los padres apenas tenemos suficiente tiempo para comer y dormir… ¡por no hablar del sexo! También es verdad que, cuando los niños están en casa, el sexo es casi como en una misión secreta (aunque, cuando no están, ¡se convierte en un gran espectáculo!). He decidido llamar tu confesión “MOTHERFUCKER” por un collar que mi pareja Pablo me regaló el día de la madre y que encuentro que simboliza muy bien el concepto de que, aunque somos madres, seguimos manteniendo relaciones sexuales 🙂

  2. “AUNQUE SOMOS MADRES, SEGUIMOS MANTENIENDO RELACIONES SEXUALES :)”

    I am italian and I am surprised from this thing Erika said… Here a lot of men have this idea about “mother” like something “pure”, “not corrupted from sex”…like if being a mother means you can’t “go wild” and you can’t have “dirty” and “wild” sex…

    I really don’t understand…I mean, if I am a mum it means I had sex at some point, doesn’t it?

    (And in that case he came all inside my legs, and at least one time not in my a*s… ; )

    (Yes, I love anal!) 😀

  3. As requested by LaurenB, here is the English translation. Enjoy!
    =======
    He, a computer guy on his 40s, with the Six Pack of the Pillsbury man.

    She, a stay-at-home mom, looking herself in the mirror, looking to the love scars in her body after giving birth to two daughters.

    A couple, just like many others, running around all the time, trying to balance the routine of the day-by-day, taking care of tummy aches at 2:00 in the morning, scratched knees in the park, and picking up dolls and pink ponies from the living room.

    Never the less, they have a secret. A continious search.

    He amuses himself looking her panties thru her dress.

    She surprises him touching his member, while he is washing dishes.

    When the quick cycle of the laundry machine, reminds her of that quickie when he fucked her from behind, surprising her while she was folding laundry.

    Or when little ones are watching a movie downstairs, and they can have a shower together, touch one an other, and may be …

    When a cold cucumber being cut for the salad, can become an invitation for fellatio.

    When a Sunday morning, when both wake up early at the same time that going for work, and its an importunity for some morning glory, she looks at his erection, he looks at her naked hips, he kisses her on the neck, she caresses his penis, and passion explodes, but love has to be done in a tortuous silence, any whimper can wake up the girls next door.

    To Master the Art of the Silent Quickie.

Leave a Reply