Mi Sueño Venus

by Jnse23

Image credits ↓
www.instagram.com/matychevriere
Maty Chevrière's paintings and photographies brim over with femininity. The Barcelona based artist focuses on the beauty of the female body. Her art is colorful and sexual in a straightforward way.

 

Siempre me atrajo la hermana mayor de mi mujer. Ella de 35 y yo de 27. Ella era independiente y lider amargada con gente a cargo (oficinistas y hasta obreros) a quienes trataba como soldados. No me simpatizaba, guardabamos distancia, pero la hallaba bella, de ojos almendrados cabello castaño. Siempre fantaseaba con lujuria e imaginaba como seria tenerla bajo mi control, hacerle el amor, besarla, lamer su vagina. Era mi sueño prohibido: seria caliente? dulce? divina?

Un dia me visito para hackear el telefono de su mujeriego marido. Sentada a unos metros, me observaba trabajar. Se acerco y pregunto por mis problemas laborales diciendo: “cuñado: quiero ayudarte, sabes, soy espiritista y voy a llevarte a una finca apartada, estaras desnudo y te bañare con licor indigena y a fumarte un tabaco para despojar tu mala suerte”. Atonito, esa noche no dormi, bombardeado de efervescentes fantasias.

Pasaban dias y su indiferencia me confundia. Aprovechando un aventon, le pregunte por lo prometido y me dice: “Ahora mismo si quieres.” Me extraño que no fuimos a una finca, sino a su apartamento, y de dia, no a media noche. Alli me dice “desvistete y esperame en la ducha”. Yo no sabia que pensar, estaba emocionado (entraria desnuda?, mi sueño dorado??) y aterrado a la vez: era mi cuñada y no sabia leerla! Entra y me tira un balde de hielo y vacia la botella. Humillante. Me dice vistete y comenzamos a hablar como si nada. La obsesion se apodero de mi y pasaba todos los dias por su casa, vinieron mas baños, pero nada sucedia. Pregunte a una amiga por consejo. Me dijo “besala a la fuerza”, lo que hice en la siguiente visita, poniendo fin a todo. Lamentablemente, me habia enamorado.

Un dia escuche a mi cuñado recomendarle un masajista que ella contenta llamaria. Yo lo conocia, era un patan. Yo explotaba de celos, estaba ojeroso, flaco y enfermo de obsesion. Apareci en su oficina y le suplique que no acudiera. No aguante y la volvi a besar. Me aparto muy molesta, llamandome enfermo obsesionado y que la dejara en paz. No hubo sueño dorado

 
Your Comments ↓

Leave a Reply