Matrimonio Abierto via Whatsapp

by Bruja

Image credits ↓
www.nikkipecasso.com
Nikki Peck is an artist living and working in Vancouver B.C. Nikki illustrates a cast of characters and scenes that reflect her interest in contemporary society. She follows themes of nostalgia, coming of age, teenage hood, addiction, sexuality, sex positive issues, the female body and the male gaze. Nikki incorporates humour to promote feminism and important topics women face, pointing out the faults and double standards that society sets for women. Her approach is at once playful and meticulous.

 

Voy a escribir en español, espero que esté bien. Esto es algo que acabo de vivir con mi esposa. Ella es antropóloga y cada tanto tiene trabajo de campo. Se va con un equipo de arqueólogos a trabajar en lugares remotos del país. Por supuesto, la convivencia es extrema. El equipo va para todas partes junto. Duermen en el mismo hotel, trabajan en el mismo sitio, salen de fiesta los mismos días a los mismos lugares y, claro, empiezan a crearse tensiones sexuales. Para mí esto siempre fue una preocupación respecto del trabajo de mi esposa Así que tenía que buscar la manera de convivir con ese riesgo. Y llegó el momento de poner a prueba la libertad sexual, la firmeza de nuestra relación. Un nuevo viaje y un nuevo equipo de compañeros. Allí había un chico que le atraía. Me lo contó desde el primer momento. Yo le preguntaba qué le gustaba, qué se decían, cómo se miraban, qué soñaba. Le atraían mucho sus labios. Que quería besarlo. Me decía que parecía tener muy buen cuerpo, pero que estaba interesada en sus labios. Yo supe que terminarían follando. Así fuimos construyendo la conversación día a día. Hasta que recibí su llamada, un viernes a las 11 de la noche: “Amor, me acabo de comer a Nicolás”. Me contó los detalles. El man tenía una verga enorme que la hizo venir antes de terminar de meterla la primera vez. Dijo que fue un sexo suave, tranquilo que acabó rápido. Que disfrutó mucho sus besos. Yo me sentí morir. Pero alcancé a tener una pequeña erección. Estaba confundido. Me dijo que luego volvió a venirse y mojó toda la cama; los restos del sexo fueron un charco enorme que la incomodó para dormir. Yo me con dolor y también excitado. A lo largo de la semana, hablamos y me propuso “sólo tomarle fotos de la verga”. Yo sabía que de nuevo iban a tirar. Llegó ese día. Me contó que estaba con él. Le pedí que me enviara un foto. Se lo estaba mamando. Le pedí audios de whatssap ella gimiendo. Yo me sentía morir. Mucho dolor. Mucha excitación. Fue una noche dura.

Read in English

 
Your Comments ↓

Leave a Reply